El hombre siempre ha fabrica utensilios para facilitar sus tareas del día a día. Uno de los materiales más empleados es el cuero, con el cual es posible fabricar bolsos, cinturones, carteras, maletas. Los artesanos que trabajan con este material se dedican a la marroquinería. Marroquinería proviene del francés, concretamente de la palabra Maroquin o Maroc (marroquí o Marruecos). Esta denominación obedece a un hecho histórico: los grandes maestros que repujaban el cuero provenían de Marruecos.