Mas que una respuesta de orden matemático, es importante tener un método de estimación de la cantidad que necesitamos en piel genuina partiendo de lo que usamos en metros lineales de sintético con un ancho de 1.40 metros.

Supongamos que vamos a trabajar una sala completa y normalmente consumimos 25 metros lineales de sintético, entonces hay que multiplicar los 25 metros lineales por 1.40 metros de ancho, para obtener los metros cuadrados, en este caso resulta 35 metros cuadrados, ahora vamos a convertir esta cantidad en decímetros cuadrados, para esto solo hay que multiplicar los 35 metros cuadrados por 100, y obtenemos la cantidad de 3,500 decímetros cuadrados.

Pero nos falta el factor de desperdicio que debemos de considerar toda vez que la piel por ser un producto natural, algunas son menos grandes o su forma es más alargada en algunos casos, y también los hoyos y marcas de fuego que no se pueden evitar en la piel genuina, la experiencia de PRIMA PELLE por más de 35 años es que debemos de considerar una cantidad del 40 % sobre la conversión de obtenida en nuestro ejemplo anterior, dicho en otras palabras, a los 3,500 decímetros cuadrados hay que aumentarle 1,400 decímetros cuadrados para llegar a un total de 4,900 decímetros cuadrados.

Cabe hacer mención que esta estimación depende de la habilidad del cortador y del diseño de la tapicería del mueble. Por experiencia les comentamos que en el caso de la tapicería de los asientos de una silla donde las medidas son únicas para toda la producción, el desperdicio es de un 50 %.

Lo mejor es recibir el estimado directo de un tapicero que le pueda dar las medidas correctas para asegurar que todo el producto sea de un mismo lote y evitar así posibles variaciones en el producto final.